Hombre adoptado se reúne con su madre biológica y se entera de que han trabajado juntos durante años

FAMILY

Fate tiene un notable sentido del humor.

Benjamin Hulleberg supo desde el principio que la familia con la que creció todos estos años no era del todo suya. Sus padres adoptivos, Angela y Brian Hulleberg, fueron abiertos sobre su relación con él.

“Siempre fue una conversación muy positiva”, dijo a Good Morning America. “Fueron mis padres expresando su gratitud por Holly o yo hablando de lo agradecido que estoy con ella y de cómo quiero conocerla algún día. »

Holly: era un nombre que no escuchaba mucho, pero aún tenía peso.

Hulleberg se convirtió en un hombre increíble. Se convirtió en maestro sustituto en la universidad y voluntario en la unidad de cuidados intensivos neonatales en el Hospital St. Mark.

Y durante todos estos años, siempre tuvo curiosidad por saber quién era su madre biológica. Sin que él lo supiera, alguien más sintió lo mismo.

Un día, en el vigésimo cumpleaños de Hulleberg, recibió un mensaje que había estado esperando. El mensaje solo decía “Feliz cumpleaños. Espero que hayas tenido un maravilloso día. »

Con algunos emojis como popper de cumpleaños, corazón y regalo. Hulleberg preguntó quién era la mujer y a partir de ahí su vida cambió para siempre.

“Recuerdo el lugar exacto donde estaba cuando recibí el mensaje. Estaba en el trabajo. Yo era operador de máquinas y recuerdo que estaba en la máquina #15”, dijo Hulleberg a Good Morning America.

“Estaba entre nuestros controles de calidad por hora y tomé mi teléfono, vi su mensaje y simplemente respondí. »

La señora explicó quién era.

Holly Shearer estaba embarazada de Benjamin cuando aún tenía 15 años. Sabiendo que no podía darle a Benjamin la vida que se merecía, lo hizo adoptar.

Angela y Brian Hullenberg adoptaron a su hijo y desde entonces le han estado enviando actualizaciones. Pero cuando las actualizaciones cesaron y la agencia de adopción cerró, Shearer se quedó con su propia curiosidad. Fue entonces cuando encontró la cuenta de Facebook de Hulleberg.

No sabían que podrían haberse conocido antes.

Mientras Hulleberg trabajaba en la UCIN, Shearer también trabajaba en el mismo hospital. Trabajó como asistente médico en el centro cardíaco del hospital.

Rate the article